Relojes de Piloto: Elementos Distintivos

 

Muy pocas personas saben que en un principio, hace varios años ya, los relojes fueron inventados precisamente para suplir las necesidades de los pilotos clásicos, volviéndose accesorios fundamentales para las distintas flotas que funcionaban en el momento.

Estuvieron presentes en las guerras mundiales, y han ido evolucionando con el paso del tiempo transformándose en productos completos y con una gran cantidad de funciones.

¿Qué distingue a los relojes de piloto?

Relojes de piloto

Si tuviéramos que definir cuál es la característica más importante de los relojes de piloto, cuál es el elemento que los hace ser lo que son y diferenciarse de los demás, sin duda sería su exactitud y su perfecta lectura. Su control del tiempo es totalmente exacto, brindándole a los que viajan por los aires todo lo que necesitan para hacerlo.

Por otro lado, los relojes de piloto deben ser altamente resistentes a los impactos, además de tener la capacidad de aguantar y soportar fuerzas gravitatorias centrifugas intensas muy características en este tipo de disciplinas. Si el producto ya cubre estos elementos, entonces sin duda podemos decir que estamos ante un reloj de piloto.

Ahora bien, los relojes de piloto con tinte más profesional y avanzado también cuentan con biseles giratorios, ya sean bi-direccionales o  tri-direccionales, que le permiten al usuario realizar cálculos de navegación, conversión de medidas, control de combustible, cálculo de posición en relación al viento, entre otras cosas.

En el mercado podemos encontrarnos con marcas como Casio que presentan su propia línea de relojes de piloto, y también podemos apuntar a algo más específico y optar por la gama “Longines” destinada especialmente a este tipo de productos en particular.